miércoles, 2 de abril de 2008

El poeta se acuerda de su vida


Perdonadme: he dormido.
Y dormir no es vivir. Paz a los hombres.
Vivir no es suspirar o presentir palabras que aún nos vivan.
¿Vivir en ellas? Las palabras mueren.
Bellas son al sonar, mas nunca duran.
Así esta noche clara. Ayer cuando la aurora
o cuando el día cumplido estira el rayo
final, ya en tu rostro acaso.
Con tu pincel de luz cierra tus ojos.
Duerme.
La noche es larga, pero ya ha pasado.
.
.
.
Vicente Aleixandre (1898-1984)

2 comentarios:

Eliud Delgado dijo...

Muy buen blog emergente. Me gustan los poemas, que creo son tuyos aunque las fotos a veces me confunden.

Pasaré seguido por este blog.

Profundistas dijo...

Uff, que cansancio leer a este hombre, es Sísifo con una pelota de playa...


La palabra emerge desde un nuevo carácter: el Profundismo y, sean bienvenidos todos.